EL BLOG DE TERESA GÓMEZ-LIMÓN

ADIF: LA “VÍCTIMA” MEJOR INDEMNIZADA

Deja un comentario

Las víctimas del lamentable y desgraciado accidente del tren de Alta Velocidad de Santiago de Compostela (“Frankenstein 04155”) creíamos que ya no nos quedaba nada por ver. Hemos tenido que comprobar la existencia de las chapuzas más escandalosas, propias de un país dirigido por ineptos, de las negligencias de los más altos cargos de la administración y del Gobierno, de la deshumanización total y absoluta mostrada hacia las víctimas, de las mentiras constantes, de las injusticias de la Justicia, del contubernio entre el poder político y el poder económico, de la soberbia y la prepotencia…. en fin creíamos que ya lo habíamos visto y sufrido todo.

Pero estábamos equivocados. Nos quedaba algo más. En ese “ámbito estricto de la responsabilidad civil”, al que tanto el fiscal de la causa, Antonio Roma, como el juez que ha cerrado dicha causa sin investigar, Andrés Lago Louro, nos remiten a las víctimas desde el primer momento, de tal manera que el único imputado fuera el maquinista, el fiscal solicita como reparación de las víctimas (80 fallecidos y 144 heridos) la cantidad de 42.898.962 euros, cantidad que en cualquier país civilizado (Alemania, Reino Unido, Estados Unidos) sería algo absolutamente impensable, irrisorio.

Pero lo peor, aún siendo lamentable, no es eso. Lo peor es que el juez Lago Louro, en su Auto, admite que ADIF perdió 1.368.081,83 euros por “realizar una serie de gastos y desembolsos destinados a la reparación de la misma [la vía] con el fin de que recuperase su operatividad”.

Adif es una empresa pública, pagada por todos los ciudadanos y responsable de la seguridad ferroviaria, cuyas negligencias junto con las de RENFE Operadora han provocado este trágico accidente. Pues, en este caso, no solo se “desimputa” a los 27 directivos de Adif imputados por el juez Aláez, sino que se le concede una “reparación” por sus fechorías, reparación que es un 750% superior a la media de lo que corresponde a cada una de las víctimas, incluidos los fallecidos.

Este hecho es tan vergonzoso y desde luego tan poco edificante para la justicia española que llega un momento en que da la sensación de que los culpables del accidente hemos sido las víctimas y Adif es una pobre empresa perjudicada en sus bienes materiales, a la que hay que recompensar como sea.

En el texto del auto del juez Lago Louro, habla de la compensación “con el fin de que recuperase su operatividad”. ¿Se ha parado a pensar el juez Lago Louro que hay 80 personas que ya no van a recuperar nunca su operatividad porque están muertas? ¿Se ha parado a pensar el juez Lago Louro que otros muchos heridos jamás vamos estar igual de “operativos” después del accidente? No, seguro que no lo ha pensado, que no se ha puesto en el lugar de ninguna de las víctimas.

Pero, sinceramente, yo le hubiera agradecido que no lo hubiera puesto por escrito en el Auto, porque esas palabras me agreden a mí y creo que a todas las víctimas, son como un cuchillo que se te clava en lo más profundo de tu ser.

Sr. Juez, ¡no nos haga más daño, por favor!

         

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s