EL BLOG DE TERESA GÓMEZ-LIMÓN

LOS DIPUTADOS: UNOS CIUDADANOS PRIVILEGIADOS

Deja un comentario

He leído con absoluto estupor que 64 diputados, que han dejado de serlo, recibirán por ello –del dinero de todos los españoles- una “indemnización por cese” que suma la nada despreciable cantidad de 1,3 millones de euros, correspondientes a 2.813,81 euros/mes por diputado, cuya duración se encuentra en relación con el tiempo de permanencia en el cargo.

A este respecto, los ciudadanos deberían saber algunas cosas:

1ª.- Que cuando uno acepta ser diputado lo hace por su propia voluntad, sin que nadie le obligue a ello.

2ª.- Que los diputados no tienen un contrato de trabajo por lo que, al cese de su actividad, no tienen derecho a cobrar la prestación por desempleo, lo mismo que no tienen obligaciones ninguna respecto a sus responsabilidades (no hay horario, ni fichajes, ni obligación de rendimiento; tan solo han de votar lo que su grupo parlamentario les indique).

3ª.- Que su salario, cuando están en el ejercicio de su cargo, es muy superior al de un funcionario de titulación superior, además de que perciben otras prestaciones, como dietas, gastos de representación, materiales informáticos, además de no cotizar la parte del IRPF relativa al trabajador y de que no toda la totalidad de su sueldo tiene carácter impositivo desde el punto de vista fiscal (una parte se considera “gastos de representación”, a pesar de que éstos están cubiertos por otro lado).

4ª.- Que no es cierto que la Ley de Incompatibilidades les impida trabajar, pues le Ley les protege, al solicitar la excedencia, con la reserva del mismo puesto de trabajo que hubieran tenido antes de ser diputados.

¿Por qué ocurre esto?

1º.- Ocurre porque una gran parte de los diputados no pueden “volver” a su puesto de trabajo, ya que nunca existió tal puesto (muchos llevan en la política 30 años y jamás trabajaron).

2º.- Ocurre porque la citada “indemnización por cese” no está contemplada en ninguna Ley, sino en el Reglamento de la Cámara aprobado en el año 2006, Reglamento que aprueban los propios diputados (vamos, es como si cada uno de los ciudadanos que trabajamos nos pusiéramos nuestro sueldo a nuestro gusto).

3º.- Ocurre porque los Sres. Diputados no parecen ser ciudadanos como los demás, es decir que asumen ciertos riesgos cuando aceptan de manera libre ser diputados.

A mí me parece que, por muy “legal” que sea, es algo absolutamente inmoral, en un país en el que 770.00 familias no tienen ningún tipo de ingreso, pensión o subsidio. En un país en el que 450.000 desempleados de larga duración reciben 426 euros como única prestación familiar. En un país en el que la máxima prestación por desempleo, con dos o más hijos a cargo no llega a los 1.400 euros. En un país donde más del 20% de la población en edad de trabajar está en paro.

Todo ello resulta todavía más indignante si el diputado que recibe la suculenta indemnización (comparado con los datos que acabamos de dar) ha tenido que dejar la política como consecuencia de haber cometido un “supuesto” delito, como la Sra. Ana Mato.

Es curioso comprobar cómo dos partidos que se dicen liberales, como el PP y Ciudadanos, aprueban estas medidas en vez de defender que sea el “mercado” el que regule estas circunstancias personales y, por tanto, premie el “mérito” y la “capacidad” que se les supone a los diputados para encontrar fácilmente un empleo, aquellos que no lo tengan ya. Y otra opción es que se conviertan en “emprendedores”, eso que estos partidos aconsejan constantemente a los ciudadanos como forma de ganarse la vida.

Que no se extrañen después sus Señorías de la desafección de los ciudadanos hacia la política y de la “mala fama” que tienen los políticos. ¿Saben por qué? Porque viven en otro país, en otro planeta, en otra galaxia. No son ciudadanos, son marcianos con privilegios.

Espero que algún partido –creo que Podemos se ha opuesto a esta medida- rompa con esos privilegios injustos de los que gozan tan solo unos pocos y que pagamos todos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s