EL BLOG DE TERESA GÓMEZ-LIMÓN

VERGÜENZA

Deja un comentario

Ayer tuvimos que asistir a uno de los espectáculos más bochornosos que se producían desde tiempos de la dictadura franquista. En las imágenes, que han dado la vuelta al mundo, veíamos a una serie de ciudadanos -civiles- que, estando en actitud pacífica, fueron brutalmente agredidos por la policía, que rompían dedos, pegaban violentamente con las porras, lanzaban a personas por las escaleras, daban empujones y patadas, arrastraban a otros por el pelo, arrojaban pelotas de goma que están prohibidas; hemos visto ciudadanos sangrando, entre ellos ancianos y ancianas, una persona que quizá pierda un ojo, una brutalidad nunca vista en un país democrático contra ciudadanos pacíficos.

El Gobierno, intentando minimizar las consecuencias políticas de la actuación policial, dice que las cifras de heridos son menores, que la actuación de la policía fue como consecuencia de una orden judicial y, para colmo, que fue una actuación “proporcionada”.

Respecto a la cifra, no es una cuestión de números, porque somos seres humanos. Una sola persona que sea agredida por la policía, estando en actitud pacífica, es suficiente para que alguien asuma la responsabilidad. Respecto a que se cumplían órdenes judiciales, sería necesario y transparente conocer quién dio esa orden y si la orden contemplaba que era imprescindible cargar contra todas las personas que se pusieran delante, aunque fuera de manera pacífica. Y respecto a que fue proporcionada, no es necesario entrar en ello porque todos tenemos en la retina imágenes que no engañan. Esas imágenes las tenemos todos los ciudadanos españoles y las tiene mucha más gente, como mandatarios europeos, altos cargos de la ONU, corresponsales de prestigiosos periódicos, ciudadanos de otros países y un largo etcétera.

Claro que a mí estas órdenes por parte del Gobierno del PP no me extrañan nada, porque he podido vivir, desde mi propia experiencia, esta forma de actuar. El 24 de julio de 2014, un año después de la tragedia del tren de Santiago, cuando las víctimas nos acercamos a la Ciudad de la Cultura, donde se hacía una especie de “festejo” repartiendo unas medallas, las “autoridades” no nos dejaron entrar y como insistíamos en ello, nos enviaron a los antidisturbios. Las víctimas, que naturalmente éramos un grupo pequeño, que portábamos sillas de ruedas, muletas y, sobre todo, el inmenso dolor de las familias que habían perdido a seres queridos, por lo visto para el Delegado del Gobierno y para el Sr. Feijoo debíamos de ser “sumamente peligrosos”. No nos agredieron porque no teníamos fuerza física ni psíquica para insistir y nos retiramos.

En el caso de Cataluña, tengo que afirmar que esto ya no va de independencia o no sino de respeto a los derechos humanos fundamentales o no. Ningún demócrata puede aceptar el comportamiento que hemos visto. Además de todo ello, este vil comportamiento es ilegal, porque no respeta la Constitución española de 1978 (artículo 10.2)  ni la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 firmada por España.

El inefable ministro Catalá, siempre muy servil al Gobierno y al Sr. Rajoy, por lo que es sistemáticamente compensado, ha dicho en los desayunos de RTVE respecto a la actuación policial en Cataluña que “hubo respeto a los ciudadanos, mesura, proporcionalidad y que no se usó la fuerza”. Hace falta estar ciego o, como es el caso, ser muy cínico, para decir semejante cosa.

El Sr. Rajoy, si tuviera un mínimo de dignidad, dimitiría, como lo hacen otros mandatarios de nuestro entorno por actuaciones mucho menos importantes que esta.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s