EL BLOG DE TERESA GÓMEZ-LIMÓN

LA LEY Y LA POLÍTICA

Deja un comentario

Hace unos días los ciudadanos nos hemos enterado de lo que unos policías municipales nazis del Ayuntamiento de Madrid decían a través de un chat. Sus comentarios, a cualquier persona normal, le producen miedo por lo que tienen de extrema violencia y, además, se encuentran tipificados en el Código Penal, habiendo sido denunciados ante la autoridad judicial.

Sin embargo, nos sorprende que el Ayuntamiento de Madrid tan solo haya tomado “medidas cautelares” en el ámbito laboral, hasta que haya una resolución judicial, actuación con la que no estamos en absoluto de acuerdo, por parecernos unas medidas totalmente insuficientes por parte de la institución para la que trabajan.

No debemos olvidar que una cosa es la justicia penal y otra bien distinta la justicia laboral, siendo sus jurisdicciones totalmente independientes.

Evidentemente, el Ayuntamiento de Madrid no puede tomar medidas penales contra estos individuos, pero sí medidas laborales, ya que es la “patronal” de éstos.

Lo que el Ayuntamiento de Madrid, ejerciendo sus funciones de gobierno y de servicio público, tiene la obligación política de hacer es rescindir toda relación laboral con estos individuos, dicho de otra manera, despedirlos definitivamente del trabajo. Y si estos individuos se sienten afectados en sus derechos pueden recurrir a un Juzgado de lo Social o de lo Contencioso-Administrativo, según sea su relación laboral con el Ayuntamiento, con lo cual tardará entre 3 y 5 años en resolverse el tema, teniendo en cuenta la insuficiencia y el atasco de dichos juzgados. Pero, mientras tanto, no cobrarán un solo euro de los ciudadanos madrileños.

Me sorprende desagradablemente que el Delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, en referencia a este caso diga que “no hay que actuar con precipitación”, que “hay que ser garantista” y que el Ayuntamiento “cumple la ley” y lo peor de todo “que las medidas son provisionales y que se podrían levantar en cualquier momento o en el caso de que el juez que investiga el asunto lo archive”.

A este respecto, y siempre desde el plano laboral, me pregunto: ¿se es garantista cuando hay un despido de trabajadores honrados solo por el hecho de que la patronal obtenga más beneficios?; ¿se es garantista cuando la administración hace recortes que van en detrimento de los servicios de los ciudadanos?; ¿se es garantista cuando no se aplican los presupuestos aprobados por la Comunidad de Madrid para la violencia de género? Por qué se tiene que ser garantista con unos asesinos salvajes cuya máxima es matar?

También me ha dejado estupefacta el comentario de la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) que alega, supongo que para la defensa de estos individuos, que se trata de un “grupo privado y no público”. Y yo me pregunto, ¿acaso son públicos los delitos de pederastia, violaciones, violencia de género e, incluso, asesinatos? El hecho de no ser públicos no les exime del supuesto delito.

En cualquier caso, el Ayuntamiento de Madrid, tiene obligación política de tomar decisiones en lo que es competente, que es en ámbito laboral, y no esconderse detrás de los jueces, como últimamente parecen hacer muchos políticos que gobiernan las instituciones. Si seguimos así, creo que nos sobran los gobernantes y vamos a tener que decir a los jueces que se presenten a las elecciones.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s