EL BLOG DE TERESA GÓMEZ-LIMÓN

UN PASO IMPORTANTE EN LA PARIDAD DE LAS MUJERES

Deja un comentario

Desde el día 8 de marzo del presente año, la reivindicación por parte de las mujeres para ocupar el puesto que nos corresponde en la sociedad ha dado un paso que, por suerte, ya no tiene vuelta atrás.

La lucha por nuestros derechos comenzó ya en el siglo XVIII con Mary Wollstonecraft autora de Una reivindicación de los derechos de la mujer. Mary Wollstonecraft escandalizó a sus coetáneos con sus ideas acerca del derecho de las mujeres a vivir como seres humanos plenos. A lo largo de los siglos XIX y XX han sido muchas las mujeres que se definieron a sí mismas como seres humanos autónomos. En Writing a Woman’s Life (1988), Carolyn G. Heilbrun entiende que el elemento crucial en la aventura de ser mujer es la asunción del poder.

Sin duda, desde la década de los setenta del pasado siglo XX se han dado, en el mundo occidental, notables avances respecto al papel de la mujer en la sociedad. Se han modificado leyes, se han ido cambiando costumbres y las mujeres hemos ido penetrando, poco a poco, en el tejido social y en el mercado de trabajo. Pero eso no ha sido ni es suficiente.

Todavía no se ha superado el llamado “techo de cristal”, denominación que apareció por primera vez en un artículo del Wall Street Journal en Estados Unidos en 1986. Desde entonces, se aplica este término en los estudios de género a la limitación velada del ascenso de cualquier tipo de las mujeres en todas las organizaciones. Es un techo “invisible”, porque no existen normas o leyes que impidan una limitación explícita, pero que se produce en la realidad.

Ese hecho tiene como consecuencia que, en casi todas las organizaciones sociales, las mujeres no llegamos a alcanzar la posición que nos debería corresponder en igualdad con los hombres porque es una manera de representar al pueblo; además, es importante tener en cuenta que la definición de los méritos y la capacidad tiene un sesgo androcéntrico. Además, no existe una evidencia empírica que demuestre que los hombres estén mejor cualificados que las mujeres.

Tenemos ejemplos muy recientes con lo que ha ocurrido en la Comisión que reformará los delitos sexuales en el Código Penal, cuyos integrantes eran 20 hombres. Este hecho produjo tal escándalo, que el Gobierno se vio obligado a “maquillar” la citada comisión y pedir la introducción de seis miembros-mujeres de manera no permanente. Algunas, teniendo en cuenta la diferencia de estatus que se proponía, renunciaron a formar parte de esa comisión. Una vez que se produce un gran debate social, finalmente se ha formado un Comisión Paritaria de 15 hombres y 15 mujeres con los mismos derechos y responsabilidades, que es lo que se tenía que haber sido desde el principio. Pero esta no es una concesión gratuita, sino que se ha conseguido a base de reivindicaciones de las propias mujeres. Siempre es así.

La buena noticia que hemos tenido esta misma semana ha sido la reacción de 50 académicos y 200 adhesiones más, pertenecientes a universidades nacionales e internacionales y a centros de investigación, que han lanzado un manifiesto en el que se comprometen a no participar en evento alguno en el que no exista una paridad entre hombres y mujeres. Este hecho es especialmente significativo porque parte de un colectivo exclusivamente masculino, que se suma a las justas reivindicaciones del movimiento feminista.

La paridad de género es la participación equilibrada entre hombres y mujeres en las posiciones de poder, de representación y de toma de decisiones en todas las esferas de la vida (política, económica y social) y es un indicador de la calidad democrática de las organizaciones, reflejando de manera mucho más realista la composición de la sociedad. Ya en la Cumbre de Mujeres al Poder, celebrada en Atenas en 1992, dio como resultado un documento, la Declaración de Atenas, en el que se planteaba que la infrarrepresentación de las mujeres constituía un déficit democrático y allí se acuñó el término “democracia paritaria”. Este documento dice, entre otras cosas:

“Una participación equilibrada de mujeres y hombres en la toma de decisiones produciría diferentes ideas, valores y estilos de comportamiento necesarios para lograr un mundo más justo y equilibrado para todo el mundo, tanto para las mujeres como para los hombres”.

A este respecto, la Unión Europea ha proporcionado apoyo absoluto a la paridad desde 1996 hasta llegar a la Resolución de 10 de marzo de 2015, basada en el artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que, entre otras cosas, dice lo siguiente:

“Hace hincapié en el consenso creciente a escala de la UE sobre la necesidad de promover la igualdad de género, entre otros medios, a través de la participación de las mujeres en la toma de decisiones económicas y políticas, que es una cuestión de derechos fundamentales y democracia….”.

Pero en todo este proceso, que ha empezado por quitarnos el lastre de la marginalidad y la ausencia de los derechos más fundamentales, como el derecho al voto o la dependencia absoluta del cónyuge para realizar actividades económicas o laborales, se ha pasado a una integración parcial en la sociedad y en el mundo laboral a una situación actual en la que luchamos por romper ese techo de cristal y poder dirigir y tomar decisiones en todos los ámbitos sociales en igualdad con los hombres, ya que representamos a la mitad de la población.

Sabemos que esta lucha no va a ser fácil, como no lo ha sido ninguna en los procesos anteriores, pero confiamos en la concienciación de la sociedad y en que no sea necesario establecer “cuotas” para que las propias organizaciones se conciencien de que las mujeres tenemos los mismos derechos de participación en los ámbitos de poder y de que ello contribuirá a mejorar la situación tanto de mujeres como de hombres.

Por eso la decisión de este grupo de hombres ha sido un ejemplo no solo de democracia sino también de inteligencia.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s